Presentación de Mal de Ojo en La casa del Libro de Valencia

Pilar Carrillo presenta su nuevo libro junto a Josep LLuis Peris. La escritora nos contó:

“La idea de este libro surgió de mi experiencia personal con el entorno de mi infancia. Desde que nací he estado rodeada de curanderos y sanadores de todo tipo, así como de gente que veía espíritus o que se sentía poseída por ellos o por el mal de ojo.

Tengo muy claro en la memoria a aquellas personas que paliaban mis enfermedades y dolencias y que no eran médicos. Tuve la fortuna de conocer unos cuantos y todos transmitían la misma sensación de enigmática naturalidad cuando ejecutaban sus rituales. Es verdad que mi mente infantil era muy sugestionable y no resulta extraño que sus susurros tras la llama de un candil me cautivaran. La señora Concha me quitaba el mal de ojo o la insolación. Después para un esguince o roturas de huesos nos dirigíamos al curandero especializado que con unos masajes y estiramientos lo sanaba. Y cuando tenía anginas visitábamos a nuestra vecina Elvira: una encorvada anciana con conocimientos ancestrales. Recuerdo cómo mi padre me arropaba con una manta, sacándome de la cama y, llevándome en brazos, corría por la calle protegiéndome del viento del invierno. Pronto entrábamos en casa de la tía Elvira. Me sentada sobre su regazo y la mujer agarraba mi mano para masajearme con fuerza las muñecas. Luego mi padre corría de nuevo conmigo en brazos y me devolvía a la cama. Las anginas mejoraban en pocas horas.

Mis abuelos o mi tía hablaban con naturalidad de espíritus que paseaban a sus anchas por las calles o por las casas buscando luz para encontrar el camino a la eternidad. Y luego están las historias de aparecidos o los hechos que alguna vez estuvo a mi alcance presenciar bajo el auspicio de los médiums que hablaban en nombre de algún muerto.

Con esta experiencia, mi primera opción fue realizar un estudio antropológico. El valle del Vinalopó, comarca a la que pertenece mi pueblo, es uno de los lugares de mayor curanderismo en España. Y ha sido objeto de diversas tesis doctorales. Al principio comencé a recopilar historias del mismo modo que lo hubiese hecho para un estudio científico. Hablé con personas de mi familia, amigos y vecinos, y todos me revelaron prácticas relacionadas con curanderismo, espiritismo y aparecidos. También en sus historias la gente me iba refiriendo otras anécdotas que consideraban insólitas, como si no solo los espíritus estuviesen por el mundo con ánimo de posesión, sino que algunas de nuestras emociones también podían llevarnos a perder el dominio de nosotros mismos como la admiración, el sexo, el miedo o el éxtasis.

Ahora bien, al plasmarlo en la escritura, me di cuenta de que estaba demasiado implicada en la conciencia colectiva del lugar como para ser objetiva y decidí darle un enfoque más personal. Ya no me bastaba un estudio científico y de recogida de datos a través de informantes, tenía que contar las historias tal y como yo las había recibido, con todo su enigma y asombro.

 

Pilar carrillo 2

Según los griegos existen dos maneras de conocer: el mito y el logos. A través del mito el conocimiento se transmite mediante una narración o parábola. El relato entra en el inconsciente a través del hemisferio derecho y por otra, tenemos el logos que consiste en un discurso racional y científico y que lo registra el hemisferio izquierdo siguiendo argumentaciones lógicas. Como este tipo de hechos no son literales, ni se pueden explicar por medio de la razón, opté por contarlos en forma de historia, indagando en la psicología de los participantes, en sus sensaciones y emociones en sus pensamientos más profundos. Y de este modo transmitir intuitivamente un mundo con gran pluralidad de significados sociales, psicológicos y mágicos.

De esta manera surgió esta colección de relatos de ficción, pero basados en hechos reales. Convertí a los informantes en personajes que contaban, sentían y reflexionaban. En seres que vivían y se movían por sí mismos y no en una mera recopilación de datos más o menos interesantes”.